CC.OO. pide responsabilidad a las empresas de comida rápida

CC.OO. ha reclamado responsabilidad a las empresas de comida rápida ante la “incertidumbre y desinformación” de sus plantillas en un contexto marcado por la presentación de Expedientes de Regulación Temporales de Empleo (ERTEs) debido a la crisis del coronavirus.

“Desde que se inició la crisis sanitaria y con el cierre decretado por el Gobierno de los establecimientos de hostelería, los trabajadores que componen las empresas del sector de comida de rápida han vivido una situación marcada por la desinformación y la incertidumbre”, ha señalado el sindicato.

En este sentido, CC.OO. ha denunciado que las empresas han mandado a casa a las plantillas “sin saber por cuánto tiempo, en algunos casos obligando a cambiar las vacaciones o sin saber qué consideración tienen esos días, pisoteando de esta manera los derechos básicos de la plantilla”.

Según el la organización sindical, al final las empresas han acabado presentando ERTEs por fuerza mayor y alguna también por causas organizativas ante la Autoridad Laboral, de los cuales la amplia mayoría, finalmente se ha aprobado, manteniendo únicamente la entrega a domicilio.

Hasta el momento, según CC.OO., se han resuelto los expedientes de Domino’s Pizza, Tagliatella, Restauravia, Burger King, Tim Hortons, Popeyes, KFC, Vips, Foster Hollywood.

El sindicato ha considerado fundamental asegurar la supervivencia económica de ese 85% de personas que se ven afectadas por la solicitud de ERTE y por ello ha mantenido conversaciones con todas las empresas donde tiene representación para exigirles medidas que garanticen estabilidad salarial a la plantilla.

Entre las medidas destacan procurar que la empresa adelantara el pago de las prestaciones de desempleo, complementar a la prestación del paro, garantizar la salud de los trabajadores que siguen en activo y que las personas afectadas por el ERTE, sean readmitidas cuanto antes en las mismas condiciones que antes de la aplicación del mismo.

CC.OO. ha afirmado que no son exigencias “desorbitadas” teniendo en cuenta que los grandes grupos empresariales en 2018 facturaron 1.500 millones de euros. De hecho, el Grupo Telepizza ha decidido apoyar a su plantilla complementando el 10% de la prestación de desempleo y no descontando días de vacaciones, ha resaltado CC.OO.

“Pero por ahora es la única empresa de comida rápida que se responsabiliza de su plantilla. El resto no solo se niegan a complementar la prestación por desempleo, también se niegan a adelantar el pago de la misma, generando gran incertidumbre a las y los trabajadores sobre cómo podrán hacer frente a los gastos de este mes”, ha denunciado.

Redacción

Read Previous

Confinamiento coronavirus: un hombre es multado por saltárselo 8 veces

Read Next

Reanudados trámites para adquirir nacionalidad española