Amazon declara pérdidas por 4 millones de euros en una de sus filiales en España

La filial de Amazon en España declara perdidas por 4 millones de euros en el ejercicio 2018, frente a los 868.445 euros registrados en el ejercicio precedente.

Amazon Spain Service, que así es como se llama la filial de la principal e-commerce, tiene como principal objetivo de su actividad la de encargarse de prestar asistencia y soporte para servicios administrativos financieros y técnicos a las filiales españolas del grupo que realiza principalmente desde su sede en Madrid.

Por este motivo, al ser mas administrativa que el resto, es de las filiales de la multinacional estadounidense que menos produce.

La filial de Amazon en España cuenta con una plantilla de 649 trabajadores que vio aumentada al cerrar 2018 en 722 empleados, lo que supuso una incorporación de 209 empleados más.

En ese año la filial, en el resultado de explotación, registró pérdidas por valor de 2,8 millones de euros, mientras que la compañía elevó su patrimonio neto hasta situarse en los 15,25 millones de euros que supone un 27.7 %.

En cuanto a la cifra de negocios corresponde a España 11,43 millones frente a los 58,86 millones de euros procedentes de fuera del territorio nacional.

La facturación de esta filial en el pasado ejercicio, sin embargo, superó los 70 millones de euros frente a los 45,9 millones de euros registrados en 2017, lo que supone un aumento de un 53%.

Según los datos ofrecidos por el  Telecoming de Infoempresa, la situación fiscal de la empresa Amazon Spain Service, señala en las cuentas que tiene abiertos procesos de inspección de los cuatro últimos ejercicios para todos los impuestos que le son aplicables así como el Impuesto de Sociedades de 2014.

El objetivo que han marcado los administradores de esta mercantil para el ejercicio 2019 es “ofrecer el mejor servicio posible” a las empresas del grupo.

Redacción

Read Previous

Los directivos de las aseguradoras invertirán en analítica avanzada de datos

Read Next

Empresas podrán ser acusadas por delitos de odio