Javier Orduña renuncia a la Sala de lo Civil del Supremo

Uno de los jueces más revolucionarios de la doctrina civil en el Tribunal Supremo, el magistrado Javier Orduña Moreno, renunció a su cargo en la Sala Civil. La decisión se hace oficial el 30 de junio.

A sus 59 años, Orduña regresará a su cátedra de Derecho Civil de la Universidad de Valencia.

Oficialmente, el magistrado ha dicho ante el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, que renuncia por “por motivos personales y por su deseo de ingresar en la Universidad para llevar a cabo proyectos de investigación”.

Sus ponencias han marcado una época, sobre todo la del maltrato psicológico como causa de desheredación de los hijos, la recuperación y la modernización de la cláusula “rebus sic stantibus”, una figura que permite la revisión de un contrato cuando surgen circunstancias nuevas a las existentes en el momento de la firma, la recuperación de la resolución por incumplimiento esencial, en materia de familia, de sucesiones y, por supuesto, de consumidores.

Por estas razones, los analistas aseguran que su marcha priva a las asociaciones de defensa de los consumidores, a su “gran campeón” en la Sala Civil.

Alejandro Villalobos

Read Previous

Trump podría resolver sus diferencias con Huawei

Read Next

Un menor no pierde derecho a herencia, aún si es adoptado