Colegio de Abogados de Madrid aprueba sus cuentas anuales

La Abogacía madrileña ha validado con un 88% de apoyo, la gestión de la corporación colegial en el último ejercicio. Así, con una inmensa mayoría, la Junta General Ordinaria del Colegio de Abogados de Madrid, ha aprobado las cuentas anuales de 2018.

Tanto las cuentas anuales como el informe de gestión de este último año, ha sido presentado por José María Alonso, decano del ICAM. Hizo un repaso a los mayores logros obtenidos en el primer año de mandado de la presente Junta del Gobierno. El mismo, ha perseguido colocar a los colegiados como figuras de referencia otorgando un valor añadido a la abogacía madrileña. De este modo, persigue que los colegiados se posicionen de una manera relevante ante la sociedad civil e instituciones.

La gestión se basa en tres pilares: eficacia, transparencia y calidad. Con estas cláusulas, la Junta de Gobierno del ICAM, gira en torno a tres aspectos primordiales: la gestión de la institución bajo las nomenclaturas de ejemplaridad y excelencia; la proyección de la Abogacía de Madrid tanto a nivel nacional como internacional; y la posición como principal centro de actuaciones por parte de los colegiados. Como consecuencia se logró la presencia de la Abogacía de Madrid en la Comisión de la Policía Judicial.

En la Memoria 2018 cabe destacar la implantación de un nuevo modelo organizativo con el fin de asentar nuevos conceptos de eficiencia en la gestión propia del Colegio. También se debe citar entre las actividades y proyectos más emblemáticos de 2018, la aprobación de un Plan de Igualdad.

José María Alonso, decano del ICAM, también resaltó al presentar el informe de gestión, la creación de un puente Colegia para estrechar la colaboración con el Colegio de la Abogacía de Barcelona, la renovación de la revista institucional, o el relanzamiento de la Corte de Arbitraje, entre otros.

Cristina Pérez

Read Previous

Comunidad pagará costas en litigio con vecino

Read Next

Brecha Digital: inversiones para desarrollar las zonas rurales