Estados Unidos: punto y final a las exenciones de importación de petróleo

Estados Unidos pone punto y final a las exenciones de las que disponían ocho países para importar con total libertad petróleo de Irán, según ha anunciado Mike Pompeo, secretario del Departamento de Estado del país norteamericano.

Así, los Estados que hasta ahora tenían carta blanca para importar crudo iraní (China, India, Taiwán, Turquía, Japón, Corea del Sur, Grecia e Italia) tendrán que sumarse al embargo económico y petrolero aprobado por Washington a partir del próximo día 1 de mayo.

De esta manera, Mike Pompeo ha alertado a aquellos países que tienen lazos económicos o petroleros con Irán de que “los riesgos no van a hacer que merezcan la pena los posibles beneficios”.

Todo ello ha provocado que el país haya anunciado un acuerdo con Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos para constatar que los mercados globales de petróleo se mantienen suministrados de manera óptima, según ha explicado la Casa Blanca en un comunicado. De esta forma, los tres productores incrementarán su bombeo para compensar las exportaciones de Irán.

La Administración Trump se ha mostrado “determinada” a expandir la presión económica sobre Teherán con el objetivo de “llevar a cero” las exportaciones de crudo procedente de Irán, negando así la principal fuente de ingresos del país de Oriente Próximo.

El pasado 5 de noviembre, Estados Unidos eximió a esos ocho países de cumplir el embargo a las exportaciones de petróleo de Irán que entraron en vigor ese mismo día debido a sus “circunstancias especiales”, así como a que era necesario para “asegurar” que el mercado de crudo estuviera “bien abastecido”.

Varios medios estadounidenses habían publicado previamente la decisión tomada por el Ejecutivo de Donald Trump, lo que ha provocado que el precio del barril de Brent, de referencia para Europa, haya llegado a alcanzar un máximo de 74,31 dólares, más de un 3% por encima del precio de cierre del pasado jueves y su mayor precio desde el 1 de noviembre de 2018.

De su lado, el barril West Texas Intermediate, de referencia para el país norteamericano, ha escalado hasta los 65,87 dólares en las vísperas del anuncio, un 2,5% más con respecto al último cierre de mercado y la mayor cifra registrada desde el 31 de octubre de 2018.

Por su parte, fuentes del Ministerio de Petróleo iraní han recalcado que Estados Unidos no logrará llevar a cero las exportaciones de petróleo del país, tal y como ha informado la agencia iraní de noticias Tasnim.

“Independientemente de si las exenciones continúan o no, las exportaciones de petróleo de Irán no llegarán a cero bajo ninguna circunstancia a menos que las autoridades iraníes decidan detener las exportaciones de petróleo (…) y esto no es relevante ahora”, han dicho estas fuentes, según recoge Reuters.

Cristina Pérez

Read Previous

Rodrigo Echenique: presidente de la Fundación Banco Santander

Read Next

La Justicia reconoce el derecho de los funcionarios a cobrar subidas salariales y trienios durante la baja