Ministerios de Educación e Interior buscan concienciar al profesorado sobre la importancia de proteger la propiedad intelectual

El pasado 19 de julio, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte firmó un acuerdo de colaboración con el Ministerio del Interior, cuyo objetivo es concienciar y formar a los docentes sobre la importancia de proteger la propiedad intelectual y las consecuencias de la piratería. Dicho acuerdo tendrá una vigencia de cuatro años

Para ello, contarán con el asesoramiento de la Secretaría de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades. Juntos, diseñarán y elaborarán materiales formativos y divulgativos dirigidos al profesorado. En ellos, se tratará la normativa europea e internacional de aplicación en España, las consecuencias que se derivan de las acciones que vulneran la propiedad intelectual y las actuaciones que se desarrollan para perseguir a quienes infringen las normas que la regulan.

Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación, Cultura y Deporte, ha indicado que “uno de los objetivos” del Plan 20/20, que recientemente presentó el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, es dotar a la cultura de “un marco jurídico adecuado y actualizado que proteja a los creadores y a sus obras”.

Por su parte, Juan Ignacio Zoido, ministro de Interior, ha recalcado la necesidad de proteger la propiedad intelectual “para concienciar y formar acerca de la importancia que tiene respetar los derechos de los creadores, tanto los morales como los patrimoniales”.

Para llevar a cabo esta formación se pondrán a disposición de la comunidad educativa todos los materiales necesarios bajo licencia abierta que permita su reutilización y su uso compartido. Asimismo, se difundirán en los centros docentes de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, así como en los centros docentes que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte dispone en el exterior.

 

 

Redacción

Read Previous

Parlamento de Cataluña aprueba el comienzo del proceso de independencia

Read Next

Tribunal Justicia de Galicia admite el decreto de viviendas de uso turístico