Dimite el magistrado Valdés Dal-Ré, acusado de malos tratos

Este miércoles presentó su dimisión el magistrado del Tribunal Constitucional (TC) Fernando Valdés Dal-Ré, que ha sido imputado por un supuesto delito de malos tratos en el ámbito familiar.

En un comunicado del TC, Valdés Dal-Ré ha presentado por escrito su renuncia al presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, con motivo de la causa judicial que tiene abierta en el Tribunal Supremo (TS).

González Rivas la ha aceptado y el cese será publicado en el Boletín Oficial del Estado en los próximos días.

La decisión de Valdés Dal-Ré fue oficializada después que participó en el acto formal de presentación del libro “Los derechos constitucionales. Un paseo por el Prado”, en cuya elaboración ha tomado parte, junto con los 11 magistrados restantes del máximo tribunal de garantías de España.

Fernando Valdés ha sido magistrado del TC desde 2012, a propuesta del PSOE. De no haber dimitido, el Constitucional podría haber convocado un Pleno para afrontar la situación procesal de Valdés.

De esta dimisión se informó a los funcionarios indicados, y también al magistrado del Supremo Andrés Martínez Arrieta, instructor de la causa.

Martínez Arrieta dictó el 7 de octubre un auto de transformación de las diligencias previas en procedimiento abreviado, el paso previo a la apertura de juicio oral, del que dio traslado a la Fiscalía para que solicite la apertura de juicio formulando escrito de acusación o el sobreseimiento de la causa.

Según expuso el instructor en el auto, el pasado 10 de agosto, por la tarde, Valdés mantuvo una discusión con su esposa y al percibir que los gritos eran oídos por personas que estaban en un parque cercano a la vivienda, en la localidad madrileña de Majadahonda, introdujo a la mujer de forma violenta al interior de la casa, donde siguió la discusión.

Añade que “desde el exterior, los viandantes percibieron movimientos bruscos y golpes, que determinaron una lesión, no diagnosticada, en el dorso de la mano derecha de la mujer”.

Valdés fue arrestado por agentes de la Guardia Civil en la madrugada del 11 de agosto en su domicilio, y permaneció unas horas detenido para pasar después a disposición judicial.

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Majadahonda, especializado en Violencia Sobre la Mujer, Elena Garde, que se hizo cargo del asunto, lo dejó en libertad el 11 de agosto, a petición del Ministerio Fiscal.

Dos días después, la magistrada se inhibió al Alto Tribunal debido a que Valdés Dal-Ré está aforado, por su condición de magistrado del Constitucional.

El Supremo abrió causa a mediados de septiembre.

Valdés solicitó una baja por motivos de salud y estuvo hospitalizado hasta el 25 de septiembre.

El 1 de octubre declaró como investigado ante el magistrado instructor y tanto él como su esposa negaron categóricamente que el incidente que motivó la detención del primero pueda enmarcarse en una agresión.

“La mujer gritaba ¡ayuda, ayuda, por favor necesito ayuda!, ¡socorro!”, relata uno de los testigos de la supuesta agresión del magistrado del Constitucional a su esposa.

0 Reviews

Write a Review

Alejandro Villalobos

Read Previous

El salario a 900 euros mensuales es ajustado a derecho

Read Next

Las vacaciones pueden aplazarse si coinciden con el confinamiento