A juicio una pareja por estafa con células madre

Un juez de Las Palmas decidió llevar a juicio a una pareja imputada incidiariamente por la presunta comisión de delitos de estafa e intrusismo profesional.

La decisión fue del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Arucas contra Santiago S., el gerente del ahora clausurado centro de rehabilitación Los Picachos, en Firgas, y contra su esposa Florencia G.

Los acusados “se anunciaban como representantes de una clínica americana de células madre y aseguraban a personas sin movilidad que podían volver a caminar”, indica la decisión. La mayoría de las personas presuntamente perjudicadas son menores en silla de ruedas o andador.

El juez notificó a todas las partes el auto que transforma en procedimiento abreviado las diligencias previas abiertas contra la pareja en el año 2011, al apreciar indicios de que Santiago S., en complicidad con su mujer, “ideó y ejecutó un plan con el que lucrarse de manera ilícita mediante la captación de personas con patologías neurodegenerativas para, aprovechándose de su desesperación para volver a caminar, ofrecerles un tratamiento terapéutico con células madre”.

El auto firmado por el juez resume que, una vez que empezaba el citado tratamiento, solo se hacían masajes y técnicas de rehabilitación” dispensadas por el propio gerente del centro o por sus empleados (una monitora de actividades acuáticas, una fisioterapeuta, una auxiliar de enfermería o una médico rehabilitadora).

Alejandro Villalobos

Read Previous

Nuevas órdenes ministeriales modifican impuestos

Read Next

Es traslado enviar a trabajador fuera 12 meses en tres años