El número de denuncias por impago de pensiones de alimentos crece en España

El número de denuncias por impago de las pensiones de alimentos impuestas por resolución judicial en procedimientos de divorcio contencioso o de mutuo acuerdo y otros relativos al establecimiento de pensiones alimenticias ha crecido en España en 2017, debido sobre todo a la grave crisis económica.

Por eso, han aumentado los asuntos penales, con situaciones de penuria y necesidad, que derivan en graves problemas de subsistencia de los miembros del núcleo familiar fracturado, pues a menudo la pensión por alimentos constituye el único ingreso de la unidad familiar, tratándose en muchas ocasiones de familias monoparentales, una mujer separada o divorciada, una expareja de hecho o una mujer víctima de violencia de género.

De hecho, el art. 142 del Código Civil aclara que por ‘alimentos’ supone todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica de los menores. Los alimentos comprenden también la educación e instrucción del menor.

En realidad, se considera impago, cuando el incumplimiento de la prestación económica durante los plazos legalmente establecidos es durante dos meses consecutivos o cuatro meses no consecutivos.

Por otra parte, las denuncias por violencia de género presentadas en los juzgados de violencia sobre la mujer de Cantabria han crecido hasta un 33% a lo largo de los tres primeros meses del 2017. También se han incrementado casi un 28% el número de denuncias en las que las víctimas son mujeres, en comparación con las realizadas durante el primer trimestre del pasado año.

Colaborador

Read Previous

Abogacía Española aboga por la digitalización de la Justicia

Read Next

Un juzgado madrileño anula varias cláusulas abusivas de una hipoteca