Expertos opinan sobre la seguridad jurídica del nuevo decreto de alquiler

El nuevo decreto del Gobierno en materia de vivienda y alquiler que ha modificado la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) ha generado diversas opiniones sobre el alquiler.

Las empresas inmobiliarias y los expertos del sector han manifestado sus opiniones sobre la elevada inseguridad jurídica que se está generando con los cambios normativos.

Para la Agencia Negociadora del Alquiler, la medida va a crear mayor inseguridad jurídica y confusión. De igual modo, identifican que el inicio del decreto trae consigo la existencia en España de hasta siete regímenes jurídicos para regular los arrendamientos de viviendas.

Blackstone hace hincapié en que en menos de tres meses el Gobierno ha modificado hasta tres veces la normativa del mercado del alquiler. “La nueva norma conducirá, como ya ocurrió con el anterior decreto, a una nueva paralización del mercado del alquiler hasta que se produzca su convalidación o desaprobación en la Comisión Permanente en los próximos 30 días”, expresa Claudio Boada

Entre la generación de opiniones de alquiler, la compañía Alquiler Seguro confirma que el decreto no traerá consigo una moderación de precios. Por otro lado, argumentan que el acceso a la vivienda se va a dificultar “más aun a causa de la incertidumbre”.

Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, alerta que “este nuevo cambio añade aún más excepcionalidad a la situación anterior, donde existía una legalidad para la mayoría de contratos de alquiler y otra para los que se firmaron durante los 35 días en los que el primer decreto ley estuvo en vigor”. “Otra nueva legalidad diferente no ayuda a crear seguridad jurídica necesaria para la estabilidad del mercado de alquiler en España”, avisa el portavoz del portal inmobiliario.

La Asociación Española de Empresas de Consultoría Inmobiliaria (ACI) subrayó que “al contrario del Real Decreto-ley aprobado, se requiere de un consenso elevado que conlleve una mayor garantía de estabilidad para todas las partes involucradas en cualquier proceso de arrendamiento”.

ASPRIMA, la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid, considera que “actuar en el mercado libre sin una medida correlacionada con vivienda social y vivienda protegida asequible puede llegar a provocar una considerable distorsión para el mercado”. Además, cree que “no es conveniente, ni para el mercado ni para la sociedad, intervenir en los tiempos para incrementar el precio de los alquileres, que se realizará en función del IPC”.

Cristina Pérez

Read Previous

IV Edición de las Jornadas de Derecho a Familia

Read Next

Deutsche Bank y Commerzbank repuntan en Bolsa tras los rumores de fusión