Facebook a obligado a retirar comentario declarado ilícito

En todo el mundo, la red social Facebook está obligada por la justicia europea a eliminar de los perfiles un comentario que está señalado como ilícito.

La orden es del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) y era una de las normas de las que Facebook había sido notificado. La red debe suprimir en todos los países los comentarios idénticos y, en determinadas condiciones, similares a un comentario declarado ilícito con anterioridad.

El fallo del TJUE aprueba que esa medida cautelar produzca efectos a escala mundial, en el marco del Derecho internacional pertinente que los Estados miembros deben tener en cuenta.

A pesar que pueda parecer una lucha contra la compañía de Zuckerberg, la sentencia reconoce que “Facebook no es responsable de los datos almacenados cuando no tiene conocimiento de su carácter ilícito o cuando actúa con prontitud para retirar los datos o imposibilitar el acceso a ellos en cuanto tenga conocimiento de ello”.

Pero, el Tribunal europeo sostiene que “esta exención no afecta a la posibilidad de que se exija al prestador de servicios de alojamiento de datos poner fin a una infracción o impedirla, incluso suprimiendo los datos ilícitos o impidiendo el acceso a ellos”.

Este es el resultado de los argumentos del Abogado General Maciej Szpunar, admitidos por el TJUE. La propuesta pretendía obligar a Facebook a buscar e identificar todos los comentarios idénticos a un comentario difamatorio que haya sido declarado ilícito, así como los comentarios similares, siempre que estos últimos procedan del mismo usuario. Y ello, independientemente del lugar o país donde se hayan vertido en la red social.

Desde los tribunales nacionales también puede haber acciones, y la Justicia Europea lo recuerda: la Directiva europea sobre comercio electrónico permite que los jueces puedan suprimir los datos que almacene Facebook, y cuyo contenido sea idéntico al de una información declarada ilícita con anterioridad, o a bloquear el acceso a aquéllos, sea quien fuere el autor de la solicitud de almacenamiento de tales datos.

Alejandro Villalobos

Read Previous

Ofertas de empleo: La demanda de idiomas baja tras 4 años de subida

Read Next

El Supremo avala fin de peajes en Cataluña