Mayor compraventa no significa una burbuja inmobiliaria

El crecimiento que experimenta al sector inmobiliario en España no es una burbuja, como se ha querido ver, sino más bien un comportamiento sano y sostenible, según el análisis que hace el Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles.

El Anuario 2018 de la Estadística Registral Inmobiliaria, que elabora el Colegio de Registradores muestra que el número de compraventas de vivienda registradas en 2018, 516.680 operaciones, alcanzó el mayor resultado global de los últimos diez años, con un incremento del 11,3% sobre el año anterior. Y hay una distribución estable en relación a los últimos años entre vivienda usada (82,5%), vivienda nueva libre (15,8%) y nueva protegida (1,7%).

El director de relaciones institucionales del organismo colegial, Fernando Acedo, basó la afirmación en que el crecimiento de la vivienda nueva es del 17% frente al 50% que se daba en plena burbuja. Mientras, el 82,6% corresponde a la vivienda usada.

Otros datos le dan la razón: se han dado 100.000 licencias de obra nueva en 2018, mientras que en el boom se alcanzaron las 80.000; y el mercado está muy lejos de las 35.000 licencias solicitadas en el momento de mayor caída de la crisis.

Además, la posesión de la vivienda ha aumentado y está por encima de los 10 años en un 67%.

Alejandro Villalobos

Read Previous

El Gobierno aprueba el decreto de autoconsumo de electricidad

Read Next

Temas de igualdad en oposición a jueces y fiscales