La prensa entra en la Asamblea Nacional tras bloquearles las fuerzas chavistas

La prensa nacional y extranjera logran entrar en la Asamblea Nacional de Venezuela este martes por primera vez tras las cinco semanas de bloqueo de las fuerzas de seguridad del Gobierno de Nicolás Maduro.

“Por primera vez en las últimas semanas, trabajadores de los medios de comunicación logran ingresar al Palacio Federal Legislativo para cubrir la sesión plenaria, en defensa no solo de sus derechos laborales sino también de la libertad de expresión”, ha anunciado en Twitter el Centro de Comunicación Nacional, que ejerce de oficina de prensa de Juan Guaidó.

Los bloqueos comenzaron el pasado 7 de mayo, cuando agentes de la Guardia y la Policía bolivarianas (GNB y PNB) se desplegaron en torno a la Asamblea Nacional impidiendo el paso a diputados, periodistas y trabajadores de la sede legislativa.

En un primer momento, se informó de que había un aviso de bomba. Las fuerzas ‘chavistas’ retiraron días después un supuesto artefacto explosivo de la sede administrativa de la Asamblea Nacional, ubicada en un edificio cercano conocido popularmente como Pajaritos. Pese a ello, el bloqueo había continuado.

En estas semanas, el bloqueo sobre la prensa se ha mantenido, si bien diputados y trabajadores han logrado acceder a la Asamblea Nacional. Este martes, los legisladores han ayudado a los periodistas a superar el cordón de seguridad para que pudieran adentrarse en el Parlamento.

Guaidó, autoproclamado “presidente encargado” de Venezuela y titular de la Asamblea Nacional, ha recibido a los periodistas en el interior. “Hoy, la prensa, los periodistas, logran el ingreso al Palacio Federal Legislativo, acompañados por diputados”, ha celebrado.

El líder opositor ha atribuido el bloqueo informativo a “una dictadura que pretende que no sea difundida la verdad”. “Seguramente, mientras estoy hablando aquí ya tumbaron la señal de Internet”, ha comentado en alusión al Gobierno de Nicolás Maduro.

Golpe al parlamento

Guaidó ha denunciado que un “golpe al Parlamento” después de que su vicepresidente, Edgar Zambrano, y su jefe de despacho, Roberto Marrero, fueran detenidos y de que la Justicia actuara contra quince diputados, de los cuales varios se han refugiado en embajadas extranjeras y otro ha huido a Colombia para no ser arrestados.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) les relaciona con los sucesos del 30 de abril, cuando Guaidó y un liberado Leopoldo López anunciaron que contaban con el apoyo de “un grupo importante” de militares para derrocar al Gobierno. Maduro lo consideró un golpe fallido.

Además, el presidente venezolano ha decidido adelantar a este año las elecciones a la Asamblea Nacional, previstas para 2020. El Parlamento es la única institución de Venezuela en manos de la oposición. La Mesa de Unidad Democrática (MUD) la ganó en las elecciones parlamentarias de 2015, reconocidas por todas las partes.

Cristina Pérez

Read Previous

Errejón, portavoz de Más Madrid en la Asamblea

Read Next

Desafío: Consolidación de la identidad digital única