Randstad: el 37,4% de los indefinidos en España son temporales

El 37,4% de los contratos establecidos como indefinidos en España durante el primer trimestre proviene de uno de duración temporal, lo que implica la tasa más elevada de los últimos siete años, según el análisis por parte de Randstad de los datos publicados por el Servicio Púplico de Empleo Estatal (SEPE).

Este dato implica el quinto ejercicio consecutivo de crecimiento, y queda bastante cerca del 42,2% que fue la cifra más alta, registrada en 2011. Por tanto, queda reflejado que más de un tercio de los contratos indefinidos que se firman en España provienen de la conversión de un contrato de duración determinada.

En términos absolutos, los contratos temporales convertidos a indefinidos se han reducido por primera vez desde 2013 a pesar de registrar la tercera cifra más elevada de la serie histórica. En concreto, durante los seis primeros meses de 2019, 397.702 contratos de duración determinada se han convertido en indefinidos.

La mitad de los indefinidos en industria proviene de un temporal

En función del sector, la industria cuenta con el mayor número de conversiones de contratos temporales a indefinidos, con un 50,4% y seguido muy de cerca por la construcción, donde el 47,8% de los contratos indefinidos han sido previamente temporales.

Ambos están por encima del 37,1% que representa la media de los sectores y a la que no llega ni el sector servicios, con un 35,3% y el sector de la industria, con un 22,3%. No obstante, en términos absolutos, el sector servicios es en el que más conversiones se han realizado, con un total de 294.286.

Por comunidades autónomas, todas han experimentado descensos en la cantidad de contratos de duración determinada convertidos a indefinidos, a excepción de Cataluña, con un crecimiento del 3% y de la Comunidad Valenciana, cuyo aumento ha sido del 2,5%.

No obstante, Andalucía continúa siendo la que mayor porcentaje de conversiones realiza, con un 48,4%; seguida por la propia Comunidad Valenciana y Canarias, ambas con un 46,6%; y Cantabria, con un 46,4%. Baleares cuenta con un escaso 25,9%, muy cerca de Madrid, con el 26%; y Murcia, con el 32,9%.

Cristina Pérez

Read Previous

Ministerio de Trabajo lanza plan de choque contra el fraude laboral

Read Next

Libertad de prensa no justifica excepción a derechos de autor